Warning: Use of undefined constant ‘CONCATENATE_SCRIPTS’ - assumed '‘CONCATENATE_SCRIPTS’' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /home/cuartoin/public_html/wp-config.php on line 83
Recordando la visita de “La Bestia” a la IV Región | Cuarto Infierno

Recordando la visita de “La Bestia” a la IV Región

Publicado el: 13,junio,2016
Warning: Use of undefined constant en - assumed 'en' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /home/cuartoin/public_html/wp-content/themes/InfernoV2/single-default.php on line 18
por Equipo Cuarto Infierno

El exvocalista de la banda británica Iron Maiden, Paul Di’Anno, se presentó en junio del año 2007 en el Estadio Techado de Coquimbo, en una jornada que dejó huella en la zona.

Es innegable el gran arrastre que tiene en nuestro país Iron Maiden, una banda legendaria que por algo ha llenado varias veces el Estadio Nacional, así como cada recinto en que se han presentado. Por lo mismo, los fanáticos no podían dejar pasar la presencia de uno de sus exintegrantes en Coquimbo. Nos referimos a Paul Di’Anno, el cantante de los dos primeros discos de la Doncella de Hierro, que para muchos son de lo mejor del extenso catálogo de la agrupación británica.

I  

La historia de Paul en esta banda comienza en 1978, cuando tras la partida de un vocalista llamado Dennis Wilcock,  Di’Anno se presentó a la audición de este grupo que ya venía haciendo cosas interesantes, en la escena del heavy metal británico. Junto a Maiden, Paul alcanzó gran notoriedad en la escena y fue puntal fundamental en el rápido ascenso de la banda con sus dos primeras placas, “Iron Maiden” de 1980 y “Killers” de 1981, verdaderos clásicos que hasta el día de hoy recuerdan los seguidores de este afamado conjunto.

Promotional portrait of British heavy metal group, Iron Maiden, 1981: (L-R) Steve Harris, Clive Burr, Paul Di'Anno, Adrian Smith, and Dave Murray. (Photo by Robert Ellis/Hulton Archive/Getty Images)  

Sin embargo, Paul no estaba preparado en ese momento para afrontar tamaño desafío, debido al problema que había desarrollado de adicción al alcohol y las drogas, lo que empezó a hacerse notorio especialmente en su desempeño en vivo en la gira a Japón, donde a duras penas lograba terminar los shows debido a lo afectada de su salud física. Aquello terminó en su salida de Iron Maiden antes de empezar la grabación de “The number of the Beast”, disco para el cual debutó Bruce Dickinson, donde comenzó otra historia, de fama mundial.

De todas maneras, el recuerdo de Paul continúa presente en los fans. Por lo mismo, era de esperarse el gran revuelo que causó el anuncio de su visita a Coquimbo, el jueves 7 de junio del año 2007. El evento, a cargo de Hardline Production, junto con Pub Duna, se programó para las 20:00 horas de ese día en el Estadio Techado. Como teloneros se anunció a las bandas nacionales Alto Voltaje y Velattore. La entrada general tuvo un costo de $6.000, aunque las primeras 500 podían ser adquiridas a $5.000.

El show de Paul, enmarcado en la gira “Killers”, fue anunciado a través de varios medios regionales, entre ellos Diario El Día de La Serena y TVN Red Coquimbo. Sin embargo, en este canal se cometió un grosero error, ya que cuando se dio la noticia de la llegada del exvocalista de Iron Maiden a la IV Región, pusieron el video de “Tears of the dragon” de Bruce Dickinson. Para el recuerdo también quedará la desafortunada intervención de un par de asistentes a la tocata, que estuvieron pidiendo a gritos la canción “Two minutes to midnight”. Unos “charchazos” de parte del mismo público terminaron con aquella petición.

Cerca de 4 mil personas llegaron hasta el Estadio Techado de Coquimbo, de acuerdo a las estimaciones que se hicieron en esa época. El local se vino abajo cuando empezaron los primeros acordes del instrumental “The Ides of March”, para luego dar paso a la aparición del cantante entonando “Wrathchild”. Todo fue una locura, aunque con el paso de los minutos era evidente el mal sonido. De hecho, el mismo artista hizo sentir su molestia sobre el escenario, amenazando con bajarse si no se solucionaba esta situación. Hasta le hizo gestos obscenos al sonidista.

paul 1

De todas formas, el show siguió adelante, en su mayoría con temas pertenecientes a su etapa con Iron Maiden. El cantante se veía en mal estado físico, cojeaba, pero a la mayoría no le importó porque tenían frente a sus ojos al mítico exvocalista de su grupo favorito. Uno de los momentos más emotivos fue la interpretación de “Remember tomorrow”, mientras que el más polémico fue un cover de The Ramones, que algunos pifiaron. “Running free” y “Sanctuary” desataron un karaoke.

paul 2

Después de la jornada, los asistentes se fueron más que satisfechos a hablar del show a algún bar, aunque igual se comentó bastante lo deteriorado que se veía el cantante, así como el mal sonido. De todas maneras, hasta el día de hoy la presencia de Paul en Coquimbo sigue siendo uno de los grandes momentos del rock en la IV Región. “La Bestia” estuvo aquí con los clásicos de siempre.

Fotos: Hernán Contreras.




[prisna-google-website-translator] Powered by WORDPRESS | Todos los derechos reservados | CUARTOINFIERNO.CL © 2015